sábado, 24 de octubre de 2009

Sabia tierra, tierra sabia


Como me gustan las buenas noticias, aquí va otra, hace poco escribí sobre la buena nueva del mar del Aral.

Pero esta vez no nos vamos a ir tan lejos, aquí mismo en Ciudad Real parque natural de las tablas Daimiel seco en la actualidad por culpa de la mano del hombre, como no siempre el hombre de por medio.

Entre pantanos y pozos para la producción agrícola las tablas de Daimiel se queman por dentro ¿curioso? pero gracias a la naturaleza siempre sabia nos vuelve a dar un toque, esta vez con un grito en forma de fuego nos dice ¡ojo que esto no va por buen camino!

Hasta aquí todo normal ¡de que nos podemos extrañar a estas alturas! Pero hete aquí otra vez la conciencia de los que mandan les dice esto no puede seguir así, hay que hacer algo por las tablas y dicho y hecho parece que se van a poner manos a la obra, hay que anegar las tablas al coste que sea y paradojas de la vida los que se han cargado las tablas con sus pozos ilegales la gran mayoría de ellos, ahora ahí que comprarles el agua para poder resucitar de nuevo el humedal.

Pero como nunca llueve a gusto de todos, hoy salen los ecologistas y dicen que están en contra (sorpréndete) ¿porque? yo tampoco me lo explico pero esa es la realidad.

Yo como no soy un ecologista al menos (radical)aplaudo desde aquí la medida, si con ello se le devuelve a la naturaleza lo que nunca se le debió de hurtar.

Mas información en Publico del 23 del 10 del 2009

gazpacho.

2 comentarios:

Uno de los Dos dijo...

Querido Gazpacho, lo que tu llamas una alerta de la naturaleza, yo lo llamo suicidio, y cuando alguien lo ejecuta, muere. Las tablas de Daimiel, están muertas como humedal y ya no las salva ni que desembocara el río Tajo directamente allí, entre otras cosas porque eso nunca sucederá.

Anónimo dijo...

Dios no lo permita,yo creo que todavía el enfermo esta en la uvi.Que le voy hacer soy optimista demos le el margen de la duda.