miércoles, 26 de mayo de 2010

In the ghetto

Un extraño en un ghetto de ricos, así es como yo me siento en un barrio rico, donde habitualmente desarrollo mi trabajo.

Los ricos son como extraterrestres¡¡ te miran con cierto recelos cuando ven a alguien que les visita en su pequeño paraíso, con el tiempo se van habituando a tú presencia, pero manteniendo las distancias.

En los barrios ricos, todo esta diseñado a modo de departamentos estancos, bares donde solo entran los de las clases bajas, tiendas donde comprar una botella de leche es oro blanco para el obrero…. donde los chinos no tienen futuro.

A pesar de todo yo me he hecho un hueco entre mis semejantes, porteros, camareros, taxistas, y ¡un rico! porque siempre existe la oveja negra, la excepción que confirma la regla, un personaje encantador que no le importa el que dirán, un tipo que les aburre los semejantes y que entre los de clase baja les enriquecen con sus conversaciones. Hace unos días que lo hecho de menos que no pasa por el bareto, y es que esta el pobre enfermo, yo se que no usa el Internet por eso esto no lo va a leer, por lo que le deseo que se recupere, ya se lo hice saber por teléfono, Alfredo te echamos de menos en nuestro bar de las horas muertas.

Pequeñas historias de un intruso.

Juan Gazpacho

1 comentario:

Rafa Rice dijo...

Jodé tío lo del video este del gypsy prince es que es musho. Ya lo ví por ahí en una recopilación de lo más bizarro hispano.
Pero no contento con eso es que encima hay otro que se dedica a ir transcribiendo literalmente o fonéticamente las "tontás" que dice el llamado príncipe gitano.
very, pero very very heavy
A ver si se recupera tu amigo, deberías mimarle más.
Rafa