sábado, 15 de mayo de 2010

El capitalismo

Recojo el guante, estando de acuerdo con mi otro yo o sea mi compi de bloc, sobre su artículo el construccionismo.

La revolución seria efectiva en un marco de independencia nacional¡¡¡ cosa que no ocurre en la coyuntura actual. Estamos en Europa y Europa es la que nos dicta lo que debemos hacer, y como nuestro continente al igual que el mundo, es neo-liberal, conservador ¡o lo que es lo mismo la dictadura de la pasta! esa es una cuestión difícil de resolver.

La izquierdas hoy en día están mal vista, el capital con sus medios de información así se lo ha hecho ver a la ciudadanía y la ciudadanía se lo ha comprado, desde sus consignas de que el estado del bienestar consiste en cuanto mas tienes mas importante eres, desde que nos han hecho ser socios de sus empresas a través de la bolsa, y de que todos podemos llegar a ser un potentado, nosotros seguimos cayendo en sus redes como pez en el anzuelo del pescador.

Salvo honradas excepciones (véase los países nórdicos) donde realmente seria el ejemplo a seguir. Nosotros preferimos el ejemplo anglosajón, cogiendo todo lo malo que tienen, con una derecha incivilizada que solo les preocupa los votos a costa de que su propio país, “mientras peor vaya mejor”. Llegando a la pregunta de que hace falta una revolución, no puedo estar mas de acuerdo ¿pero como? como podremos salir de la cesta del pescador.

La globalización esta palabra tan etérea que al menos yo en un principio no entendí y que ahora ya es demasiado tarde, es el virus que nos esta jodiendo por dentro sin que nos enteremos, es la que esta haciendo que los gobiernos sean de pensamientos único, que realmente las derechas en algunos sitios con ciertos discursos parezcan de izquierda, y al revés.

Y cuando llega la confusión del ciudadano y le hacen la picha un lió (con perdón) es demasiado tarde. Esto es lo que ha ocurrido con los funcionarios, el ciudadano que hace no muchos años no quería ni hablar de ser funcionario, hoy es su máxima preocupación, todos quieren serlo pero todos los critican, los critican porque ya se han encargado de hacerlo los políticos, sin ningún tipo de legitimidad, porque el funcionario es un trabajador como cualquiera con la diferencia de que su contrato es blindado, pero que nadie crea que hay privilegios diferente, por eso mismo la gran mayoría aplaude el tijeretazo salarial, (volvemos a lo de antes medida populista) de un gobierno que se considera de izquierdas, eh aquí el ejemplo de las diferencia de los signos políticos (ninguna)….pero como soy un tipo con conciencia de izquierda, doy por bueno el tijeretazo si realmente soluciona el problema, ¿Qué mucho me temo que no? y quizás el próximo seas tú (compañero) pero yo siempre estaré de tú parte….Salud. y abajo el capital.

Juan Gazpacho. Uno de los dos, también opino.

1 comentario:

Unicornio dijo...

Pero que bien te explicas... mas de acuerdo no puedo estar...