lunes, 15 de febrero de 2010

Atleti 2 Barça 1



Como la simpática retahíla que nos dice la imposibilidad de poder definir o predecir unas condiciones metereológicas igualmente es difícil saber a lo que uno se enfrentaría en el partido de hoy, por eso no es de todo absurdo el decir: “cuando la perdiz canta en el soto, llueve, truena, escampa, o hace un tiempo u otro” refiriéndose figuradamente a este Atleti. Pues, hasta ahora, en el desarrollo del juego, ¡y van ya por un montón de partidos! no se sabe cual es el estilo del equipo o si es que tiene alguno, más bien parece que las jugadas, los goles y el cierto control de algo, aparecen por una suerte de coincidencias extrañas a unas propias intenciones predeterminadas. Un rebote por aquí, un rechace por allá. Los jugadores había veces que parecían correr, como un potro soltado en un prado después de un tiempo en la cuadra, “como me sueltan a un campo, aquí puedo corretear a mis anchas y si encima hay un balón por allí, pues a darle patadas, que es muy divertido, además me animan y me aplauden”. Ese sinsentido de juego atlético provocaba terrible vértigo en el público y en los propios jugadores, llegado un momento por la incertidumbre de los resultados. Por otro lado el grandísimo potencial ofensivo siempre abría las puertas a posibles remontadas, victorias o alegrías en forma de goles aunque también decepcionara. Por eso mismo, en el de hoy, nunca se podría predecir un resultado y más tratándose del clásico Atleti Barça
Tras el encuentro, bajando las escaleras arremolinados, uno se puede encontrar algunas de las mejores frases como esa en la que decían unos tras de nosotros: “odiamos al Madrid y la pagamos con el Barça”.
Pero, hoy mejor que nunca se podría decir eso “de ganar por méritos propios”, pues así fue, dominando los tiempos, los espacios del terreno, sobresaliendo en contundencia ofensiva, defensiva, con actuaciones personales espectaculares Reyes, Kun, Perea, DeGea, Ujfalusi, ¡yo que sé.,.! ¡todos! ¡cualquiera! Haciendo no ya pequeños a los contrarios sino humanos, bajándolo a nivel terrenal, donde convivimos los demás, el equipo más vulnerable, contra al que mejor nos han salido las cosas, en el que menos hemos sufrido, lo que nos viene a demostrar que es enfrentándose a los grandes equipos como este Barça, donde nosotros podemos demostrar nuestra verdadera dimensión tantas veces disuelta en prosaicas peleas de bajeza. Otra cosa es luego mantenerse en las alturas o, ¿nos puede provocar mareos?, además, a ver si va a resultar que somos nosotros los que decidimos las ligas...(¡)
El caso es que a partir de hoy tendré que decir que en aquel partido me abracé con un skin head, espero que sepáis perdonarlo.

Rafa Rice desde Radio Lucientos

2 comentarios:

juan dijo...

La lógica si es que en existe en el fútbol se hizo ayer presente en el manzanares, el derby ya llegaba con la crónica hecha pues se hablo hasta la saciedad del partido, que era que al atleti se le daba bien el barça y como una conjunción de planetaria se dieron todos los requisitos y la profecía se cumplió. Ahora bien como ya se cumplió esta máxima espero que se cumpla el apoteosis liguero llevándose el barça la liga ya que a pesar de la derrota es un buen augurio pues se dan toda la perspectivas de años anteriores, solo queda reconocer la victoria atletica y suerte para las dos aficiones
¡aupa aleti! ¡visca el barça!

Mascherato viola dijo...

Como sois los del atleti, al final regalareis la liga al Mandril. Os deseo lo mejor para la Copa, lo mismo voy a ver la final