jueves, 24 de junio de 2010

Tan joven y tan viejo

Desde que nacemos hasta nuestros últimos días, nuestras vidas van unidas a ciertos rituales impuestos por la sociedad que con el paso del tiempo se han convertidos y suculentos negocios.

Naces, con este primer paso, ya empiezas a soltar pasta, el niño/a, tiene que pasar por la pila bautismal, un tramite que de entrada se debería quedar en eso, ¡pero claro esto hay que celebrarlo! restaurantes mientras mas “chic” mejor ¡si no que dirán los vecinos! Y aquí ya empezamos con el que “dirán”….y digan lo que digan yo soy así…

A por la segunda como diría la sevillana, en este segundo paso la pantomima te da un respiro, tienes unos 9 años para ahorrar y si en el bautizo tu vecino te gano por la mano ¡ay aquí si que me dejo el resto! la comunión, que ya hay que tener mala uva,¿Por qué se celebra siempre el mismo mes? buen tiempo, y claro al retoño hay que lucirlo, que si traje, pasearlo por las terrazas fardando de niño bueno, pues ya no tiene permiso para pecar (por cierto aquí empiezan las prohibiciones de cara a la galería) ya el atenuante de la inocencia se acabo, para acabar de nuevo en el restaurante, y me pregunto la iglesia no pillara cacho…no. aunque si yo tuviera algo que ver en la iglesia me lo pensaría ¿Por qué no montar un restaurante al lado del templo y de paso me lo llevo? ahí dejo la idea.

Y llega la confirmación que nunca supe para que sirve este ritual, creo que para reafirmar tu catolicismo, este ¿sacramento? hasta hace poco no implicaba ningún gasto ya que ibas te confirmaban y a casa, pero tengo entendido que la cosa esta cambiando.

Luego te casas la cagas, y vuelta a los gastos (mira me asalta otra idea esta para los restaurante) SI USTED SE CASA EN MI NEGOCIO LE DOY UNA GARANTIA DE 5 AÑOS, si una garantía…¿como una garantía? muy fácil si usted se divorcia de aquí a cinco años yo le devuelvo el dinero del ágape ¿Qué le parece? ¡eh eh! y tu dices coño nunca se sabe.

Y llega la hora del adiós, y este es el negocio mas lucrativo ya que desde el primer paso cuando llegas al valle de lagrimas, tu papa empieza a pagar un seguro durante todo el recorrido por esta vida ¿Cuántos entierros pagaremos? así que cuando te rebotas con el seguro por la subida del recibo…te dan como ganas de morirte solo para joderlos, claro que luego te arrepientes y respiras diciendo que se jodan que no me muero.

En fin que estamos en un circulo vicioso del cual es difícil salir, naces, te reproduces y mueres y por el camino pasta, pasta y mas pasta ¿es un negocio la vida?

Juan Gazpacho

2 comentarios:

Rafa, de Uno de los Dos dijo...

La verdad es que mirándolo así, son cuatro veces de visita al vicario, hay mas espacio de "en medio" que "dentro" entonces tampoco sacaran mucho, siempre y cuando no marquemos la crucecita en la declaración...

Uno de los Dos dijo...

Hombre otra vez me esplique mal, quería referirme al negocio en general, efectivamente con una familia el negocio es inviable ¿pero cuantas familias hay?