miércoles, 25 de mayo de 2011

La pela es la pela


De la peseta al euro, del estado, al súper estado.
Hubo un tiempo en que nos vendieron las ventajas de salir de nuestras fronteras para incorporarnos al gran proyecto de formar parte de una gran potencia, para tutearnos con el imperialismo de los EEUU. La idea parecía ilusionarte, como rechazarla si entrábamos en el selecto club de la Unión Europea,
¿Ventajas? Empezamos a recibir dinero a mansalva de los socios europeos, esto era algo positivo se empezaron mejorar las vías de comunicación a realizar proyectos con carteles que rezaban, financiado con fondos de la U.E., tanta pasta que algunos se quedaban sin realizar con la consiguiente devolución.
Pero lo que nos ocultaron fue la letra pequeña del contrato, o lo que es lo mismo cuando todo a ido bien “miel sobre hojuelas” la letra pequeña se obvia, pero amigo la hipoteca hay que pagarla o te quito la casa, (valga la comparación) y en esta estamos

Empezábamos mal entre otras cosas el Euro y su eclosión ya nos estaba dando señales negativas, (la primera en la frente) aquellos redondeos que tanta riqueza dio a pequeños y grandes empresarios.

Los sueldos seguían siendo de tercera, éramos europeos y esto parecía justificarlo todo.
Llego la afloración de dinero negro o “B” que es mas fino, había que cambiar el color de los billetes el cambio produjo una cantidad de pasta encima de la mesa que algunos no sabían que hacer ¿el ladrillo? Paraísos fiscales etc.
A unos 12 años de la triunfalista entrada en el club del euro, resulta que “donde dije digo, digo Diego” ¿y ahora que?
Ahora ya estamos igualados con los EEUU. Reto conseguido, el capital dictando sus normas, libre mercado y el estado del bienestar desmantelado ¡como los yankis! ¡Que ganas de romper el contrato! los contratos cuando están por escrito se pueden romper pero ¿que pasaría?

Así que a algunos nos queda “libertad” solo para mirar los escaparates

2 comentarios:

El rey lagarto dijo...

Soberbia entrada J.A, se puede decir mas alto pero no mas claro!

Bon dia.

Rafa, de uno de los dos dijo...

Siempre he pensado, y ahora con la crisis más aún, que con lo del euro nos la metieron doblada. Incluso que ha sido en España lo que la ha provocado, al haber vivido algo así como una época de inconsciencia y alegría económica, algo de lo que nos dimos cuenta, como el que se cae de un guindo, cuando llegado el momento comprobamos que con el euro los sueldos han seguido prácticamente igual, o subiendo muy poco, y apenas llegábamos a fin de mes, pues por otro lado todo los demás ha estado subiendo desorbitadamente. Luego así es imposible incentivar el consumo, que es una de las causas por la que dicen que no se acaba de despegar. Tal vez sea por esto mismo por lo que también he oído voces de autoridad diciendo que una de las maneras de salir de la crisis es que nos suban los sueldos.