miércoles, 11 de mayo de 2011

1886-2011


Corre un anuncio por la tele de un producto que cumple 125 años.
Cuanto anuncios, sorprendentes y algunos con mensaje, nos han hecho pasar segundos agradables.
Cuantas competidoras han intentado desbancarla sin conseguirlo, ¡empresa imposible!, leyendas, desprestigio, guerra sucia, tan difícil de descifrar como su formula…que tendrá, que se ha conseguido antes saber en que consiste el ADN, que el secreto de su contenido.
Cuantos paladares saciados por su sabor, inconfundible, cuantas sinergias, en combinación con el éxito del que la experimenta.
Cuantas relaciones ha llevado en complicidad, como si de un trío se tratara….que hasta la política la ha usado, para justificar el anti-americanismo.
Que tendrá esta bebida que algunos profesionales la recomiendan para aliviar el dolor de tripa o bien subir la tensión arterial, imprescindible en las donaciones de sangre.

Solo tengo que reprocharle, que mi hija aprendiera a decir antes que papá y mamá ¡COCA COLA!

Así que desde este rincón, paso de las leyendas que nos llega de EE.UU, todo es dudoso o engorda. http://es.wikipedia.org/wiki/1886
Juan Antonio

4 comentarios:

Rafa. Uno de los dos dijo...

El anuncio es bueno, estos publicistas es que son cojonudos. Me ha recordado aquellos anuncios de Cinzano que me maravillaban.
Yo tuve una época en la que se decía que por cada coca cola se tomaba se fabricaba una bala, aquello lo reconozco con nostalgia, me afectó y cuando alguien a nuestro lado se la pedía le mirábamos con desprecio, como quien estuviera financiando una guerra; quizás pediríamos una pepsi, (que más da que da lo mismo). Por entonces no bebíamos cubatas, eramos más de birras.
A día de hoy todavía no he establecido normalidad en mi relación con la Coca Cola, por más que esté instalada en la sociedad hasta en la sopa.

RBC dijo...

Sus propagandas son en su mayoría bien elaboradas, van directo al inconciente y "destapan" algunas sensaciones.

Bueno a mi me gusta la coca cola, sobre todo con hielo y con limón. Aplaca, calma, relaja, acompaña.... satisface ciertos momentos. A mi me pasa y la prefiero en botella de vidrio que de plástico.
Bueno, pero todo con mesura ;)

besos.

Voy por un vaso...

Rafa, de uno de los dos dijo...

Qué ha pasado, porqué se han borrado los anteriores comentarios...

juan antonio dijo...

Pasa, que bloger ha tenido problemas y ha borrado comentarios y hasta post.