jueves, 20 de enero de 2011

Hijos del agobio y del vermú

A casi un mes de la ley antitabaco, uno observa en los lugares mas emblemáticos del fumador (el bar), que
Estos lugares ya no son lo que eran, es como que la clientela esta mas triste, el cigarrillo no compartido con la charla, esta pierde espontaneidad, relajamiento, la tan socorrida porfía del hincha futbolero ¡se esta perdiendo! pues no hay tiempo para descifrar la táctica que tu equipo desarrollo…perdona pero me voy a la calle a fumar, cuando vuelves ya se perdió el apasionamiento.
Ya el vermú del medio-día, casi no tiene sentido, la excusa utilizada para encontrarte con los colegas y compartir un pitillo en agradable compañía (ya no es lo mismo) falta algo y sobra salir a la calle.
Es vedad que fumo menos me dura mas el paquete, pero también es verdad que pierdo “alegría”, esta palabra tan importante para sentirte mentalmente sano.

Y aún así la doy por buena si no fuera porque salgo a las calles de Madrid y silenciosamente me están matando por ser la ciudad que rebasa con mucho los limites de contaminación…contaminación que se esta cargando a muchas personas con enfermedades respiratorias.
Juan Antonio

6 comentarios:

Desclasado dijo...

¿Y qué más voy a decir de esto de lo que ya has dicho?
Acepto todo, hasta que no haya locales exclusivos para fumadores y quien no quiera que no entre. Acepto todo menos instigar al chivateo.
Saludos.
(Es evidente que aún fumo. Jeee).

Uno de los Dos dijo...

Gracias por la visita Descla, ¿un pitillo?

Dama dijo...

Mira que siendo ex fumadora, resulta un placer entrar en ciertos garitos sorprendentes por su extraño olor a limpio.

Besos

Desclasado dijo...

Uno: venga ese pitillo (acabo de fracasar mi enésimo intento de dejar de fumar).

Caray, Dama, ya digo que me parece razonable marginar los humos del tabaco al ámbito privado de cada uno, pero ¿olor a limpio? ¿Sólo el tabaco huele a sucio? ¿No huelen las fritangas, los sobacos del personal guarrete, los humos de los coches, etc? Me parece que exageras, digo yo, vamos.
Saludos.

Uno de los Dos dijo...

Joder descla, haces unas comparaciones el sobaco y demás jeje,lo que si me jode son los coches aquí en Madrid,el alcalde esta pidiendo una moratoria por aquello de la contaminación o lo que es lo mismo cuartelillo y digo yo ¡yo tambien quiero cuartelillo!

Dama, los bares no son quírofanos...luego viene aquello de las alergias, mi impresión como cliente asiduo del bar es la que ya he dicho ¡ están tristes! no se como un jardín sin flores.

saludos Juan A

Desclasado dijo...

Jajajaja. Ya, ya, Uno, pero almorzar en un bar de polígono con currelas que están haciendo esfuerzos físicos, pues... que huele a hombre, jajajaja.