sábado, 31 de julio de 2010

Remenber

A veces rebuscando en cualquier sitio de tú casa encuentras cosas ya olvidadas cosas que con el tiempo pasa al baúl de los recuerdos cosas que con la madurez no le das importancia, ¿no se una foto, un álbum de cromos una tontería que por algún motivo no sabes porque la guardaste? Un cuaderno de tú niñez, etc.etc.
Pequeños tesoros que te llevan a lo mas profundo de tu cerebro que salta como un resorte y te traslada a una época de colores y olores que creías olvidados, a esto se le puede llamar recuerdos infantiles….pero creo que de alguna manera marcaron tú futuro por esta vida, ¿o no? eso lo dejo para los estudiosos del tema, para los que en nombre de la ciencia todo tiene una explicación, que cuando te la descubren pierde todo su encanto de ahí que lo mejor es no decir nada ver tú tesoro y recordar momentos “felices” “mágicos” “inolvidables” y que recomiendo no buscar si no encontrar cualquier día, ya que no hay caducidad pues el coco no sabe de fechas en el calendario.
Juan Gazpacho

1 comentario:

Rafa Rice de uno de los dos dijo...

Comentario atrasado sobre su entrada, pues lo he leído hoy, se había hundido por la continua actualización, Bueno el caso es que te llevas sorpresas.
Cierto es tu criterio y sorpresa emocionante por esos encuentros que han escrito y cantado poetas y que tu igualmente reparas en ello como otros o quizás todos igualmente encontramos o puede que guardemos inconscientemente para luego encontrar nuestro propio mundo emocional tan grato.
Saludos atrasados