martes, 26 de abril de 2011

Inmigrante

Hay veces y quien ve aquí al inmigrante sudamericano como alguien menor, sin historia que llega hoy por estos lugares como en busca de su propia memoria. Los ven como personas que no cuentan con tradición, que huyen de una vida hueca, como de la nada, como si atrás no dejaran rastro, no hubieran hecho camino. Gente lastimera, pedigüeña, mendiga de caridad de un rescate que les devuelva el viento con el que encontrar su propia raíz.
Pero nos olvidamos ¡Ay! ¡Nos olvidamos…! Que sus nuevas vidas en esta lastimosa huida traen consigo una esencia que forma su corazón puro, traen un alma aferrada a su tierra, tal vez por eso hay quien los confunde con medio hombres, pero ¡quia!, les urge recuperar su parte que han dejado atrás y eso los convierte en hombre y medio. Personas engrandecidas, elevadas, mejores, obligadas de respeto y de comprensión
Qué imbéciles al pensarlo, que delirio de ignorancia quien se pensó todo aquello al olvidarse del pasaporte sagrado de su tradición, ese en el que tal vez empecemos a querer reflejarnos en él, en busca de una Verdad que por aquí anda tan perdida.

Rafa.

Para quitar hierro este vídeo de una genialidad humorística de Les Luthiers en el que parodian el sentimiento de añoranza de la tierra que nos vio nacer, claro, que en un sitio así ¡no hay quien viva!


3 comentarios:

juan antonio dijo...

Totalmente de acuerdo…el hambre, no significa que el bagaje cultural no exista, es mas yo no llamaría emigrantes a nuestros hermanos latino-americanos…simplemente hijos pródigos, o si no quien me dice a mi que con mis rasgos físicos, no corra la misma sangre por las venas de alguno de estos hermanos.
Abajo los visados, ¡yo también soy latino-americano! Tengo más afinidades con ellos que con los bárbaros teutones o anglosajones
Inteligentes Les Luthiers.
Abrazos

RBC dijo...

Aquel q sale de su tierra lo hace en su mayoría por un objetivo concreto y generalmente es económico, no creo tanto en busqueda de su memoria. El inmigrante no es un ente vacio o caduco, es más bien y como lo describes Rafa "traen consigo una esencia que forma su corazón puro, traen un alma aferrada a su tierra..." En sus mochilas llevan no solo tradición,cultura, historia sino y sobre todo, sentimientos como cualquier mortal de acá o de más allá. Los sudamericanos somos gente tan valiosa como los africanos, los asiaticos, los europeos...etc.

Admiro aquel que cruza fronteras porque se necesita cojones (como dicen en España) para salir y enfrentar tantas cosas.
Mi abuelo vino de Italia e imagino todo lo que tuvo que pasar para dejar su país y forjar una vida lejos de su tierra.


Lo veo acá ahora, gente de otros países tratando de asentarse en nuestra tierra porque tal parece, las cosas estan un poco mejor por estos lares. Y sí acredito que al inmigrante se le respeta y se le brinda cariño....somos muy afectuosos los latinos, ese es nuestro sello, esa es nuestra característica.

besitoss

Hostal mi loli dijo...

Vivimos todos en la misma bola,el ser de aquí o de allí es circunstancial ,nuestra patria es el mundo, los extraterrestres ya es harina de otro costal,a esos habría que pedirles papeles pero a los de la bola no.Saludos hermano de la bola.