lunes, 6 de diciembre de 2010

Callejeros del mundo


La peña se busca la vida de distintas maneras, una de ellas son los fenómenos artísticos que con su cuerpo hacen estatuas humanas, o los músicos callejeros, gente que con su ingenio y arte hacen mas llevadero los paseos callejeros.
Atrás quedaron aquellas pintadas en el suelo que los Hippie copiaban para ganarse unas pelas.

Desgraciadamente mucho de estas personas pasan inadvertidas por el estrés del sufrido paisano que pasa por su lado sin mirar, por si el artista reclama algo de premio.

El semáforo es otro escenario para el entretenimiento, estudiantes disfrazados de payaso nos hacen malabarismo con mazas mientras el rojo del aparato nos impide escapar, (ese aliado del artista)

ensimismados, miras alrededor cuando pasa la gorra y ves que el botín no esta mal, caras sonrientes se rascan los bolsillo y con mucho gusto colaboran a que el payaso siga comiendo y creando. Por eso quiero romper una lanza por estos abnegados artistas callejeros ¿Por qué no dejar unos pocos céntimos en el monedero para cuando nos tropecemos con estos locos trabajadores de la calle?
O acaso estos músicos callejeros del mundo no merecen unas monedas? Stand by me
Juan Antonio

7 comentarios:

El rey lagarto dijo...

Esto si que feeling y sentimiento, música en estado puro salida desde el corazón y la necesidad, toda la razón, como para no dejarles algo.

Gracias por vuestras palabras.

NoSurrender dijo...

Conocí un saxofonista de color en la estación de metro de Gran Vía. Todos los días le dejaba una moneda y nos saludábamos con un "God save the blues". Me hacía siempre más agradable la salida del trabajo.

De esto habrán pasado seis o siete años.

Me has hecho recordarle. Gracias.

Dama dijo...

la música callejera tiene un encanto especial que la hace diferente. Si no que le pregunten a Raimundo Amador cuando creó su joya "Guitarras callejeras"

Uno de los Dos dijo...

Todos tenemos alguna experiencia con estos "personajes" ¿y creo que positivas? son grandes por el simple hecho de brindarnos lo que saben hacer (gracias a los que habéis pasado por esta calle)Rey,Dama y al Doctor Lagarto (NoSurrender)

RBC dijo...

Creo que son artistas, hasta diría que mejores que muchos otros que andan por ahí en otro "level".
Me sorprenden algunos, sobre todo aquellos que hacen malabares en el intermedio de los semáforos, por acá hay unos acrobatas que dejan con la boca abierta a la gente......claro, no todos dejan un sencillo, pero varios sí lo hacemos...felizmente.
Coincido cuando dices q el estrés nos impide muchas veces apreciarlos con más calma y detenimiento.

muchoss saludoss

Rafa, de uno de los dos dijo...

Hay otro vídeo, copia y pega el siguiente enlace:

http://www.elblogalternativo.com/2009/02/07/la-historia-real-del-violinista-el-metro-de-washington-la-belleza-los-ninos-y-nuestras-vidas/

Se trata de un experimento que hizo el periodico
Wahsington Post con objeto de estudiar si la gente está preparada para percibir la belleza para el que llevó a la puerta del metro a uno de los mejores violinistas del mundo con un stradivarius a tocar unas de las más bellas composiciones musicales de la historia. El desenlace en la página del enlace de más arriba.
Es cuanto menos curioso.

Saluditos

RBC dijo...

Increible experimento, si no lo leo y no lo veo, casi ni lo creo.

Pero esta es la verdad, andamos tan abstraidos en lo nuestro que nos perdemos en muchas ocasiones de la belleza frente a nosotros.
Què sensación debe haber sentido el violinista.
Los niños conservan esa parte delicada y necesaria para poder ver más allá de nuestras narices.
Gracias por el enlace, buenísimo.

Saludoss ;)