lunes, 2 de junio de 2014

¿Miedo a la democracia?

Miedo a la libertad, miedo a la democracia
Tal vez sea este el momento que se tendría que aprovechar para enfrentarse a la realidad del modelo de estado. Supongo que no habrá ninguna duda al respecto de del sentir y comportamiento democrático del republicanismo español, que ha estado latente, expectante, alerta y sobre todo aguantando durante otros cuarenta años la imposición de un dictador, pero lo más importante de todo es su actitud de respeto de las reglas que se pactaron desde la transición, pero eso sí, que nadie les quite (nos quite) nuestro derecho de pensar en libertad sobre qué es un rey y porqué aguantarlo, y más aún cuestionarlo, incluso eliminarlo.
A santo de qué nos quieren vender a día de hoy la monarquía como símbolo de estabilidad cuando tan sólo representa continuismo. ¿qué problema habría en convocar un referéndum sobre el tema?

Hay que tener madurez democrática como país para  afrontar estas cuestiones

5 comentarios:

Temujin dijo...

Hay copas que por separado te sientan bien, pero si las mezclas pueden hacer daño...Ojo al tema.

Gemma dijo...

Pero a parte de la "estabilidad" creo que ha dejado entrever otra palabra más clarividente: "reformas" ha dicho. Y es que si se cambiara la Constitución quizás las cosas tomarían una estabilidad. Si la Constitución les salvó entonces por qué no ahora? a mí es a lo que me suena su abdicación después de las europeas y antes de las generales, o se aplican en serio o perderán la continuidad.



Gemma dijo...

No es anticonstitucional lo que pides?


Es que la cosa se pone interesante.

Rafael C. dijo...

A mi me parece que nada va a cambiar de nada, entre otras cosas por que los que mueven los hilos para que se realicen los cambios no están por la labor. O como bien dice la sabiduría popular a modo de refrán:
"El que a si mismo se capa, buenos cojones se deja"

Juan Antonio H. dijo...

Este anacronismo de la monarquía, que por sangre te corresponde, no quiero ni pensar si la que hubiera tenido que gobernar fuera Elena.
Han elegido el momento de la abdicación para que en las próximas generales tuvieran el camino llano. Si, tienen miedo, pero ellos.
Esto caerá por su propio peso