lunes, 26 de mayo de 2014

Se le devuelva el título al Atlético

Soñar no cuesta tanto.
Como si no estuviera la miel hecha para la boca del asno y fuéramos nosotros esos, incapaces de apreciar lo delicioso del triunfo, de un triunfo que supiera tan dulce como la miel, de una copa de Europa. Este mal sueño de desastre, de expulsión del paraíso reservado para quienes creen, confían y apuestan y no a quienes les llega la debilidad, les flaquea el ánimo y se asustan de andar por tan elevados caminos y, por la falta de costumbre de seguir esas sendas se pierden de la buena dirección, nos perdemos.
Y el aficionado que se acaba creyendo lo que tanto le hacen creerse unos y otros, algo así como empujados a una fe que debe de ser inquebrantable, queda ahora puesto en evidencia. ¿Puede valer como consuelo una liga? ¡Podría! ¡Pero no hoy!
Descubro en la pesadilla una salida, la de la fantasía.

LA UEFA OTORGA AL ATLETICO DE MADRID LA COPA DE CAMPEONES
Tras una tortuosa discusión promovida por requerimiento atlético se le retira el título al Real Madrid, al considerar que el tiempo que alargó el colegiado era excesivo.
Efectivamente tras analizar segundo a segundo, latido a latido, las jugadas que pudieran considerarse merecedoras de descuento y que a la finalización del mismo, éste tiempo debiera haberse añadido, se llegó a la conclusión que no pudiera tratarse de más de minuto y medio. Por lo que en una decisión sin precedentes se la anulara como vencedores a quien nunca debió de serlo, y se inscribirá en la copa el nombre del Atlético. Esta copa se le entregará en la propia sede de la UEFA en una ceremonia íntima al presidente del Atlético de Madrid en el día de mañana.
Por otro lado al señor árbitro que provocó tamaño desaguisado con su decisión se le retirará a perpetuidad la licencia federativa como árbitro de fútbol internacional.
-Qué se jodan-, se oyó en la sala, sin llegar a saber quién lo dijo, aunque si se intuyó venir de la bancada azul y de una voz femenina; igualmente se oyó decir: “no hombre, no” sin tampoco concluir por aclarar la procedencia de la protesta.
RfCS

25 de mayo 2014

5 comentarios:

Juan Antonio H. dijo...

Sueños que se hacen realidad y sueños imposibles.
¡Que se jodan! (como diría la bocachancla), es una realidad. Lo imposible es que al trampas se le vuelva la tortilla…siempre os quedara el fallo humano de un sueño que pudo ser y no fue, eso si, demostrando que PODEMOS.

Gemma dijo...

Como si aumentan diez o quince minutos...no les puede entrar un psicológico a cinco minutos de vencer y levantar la orejona.

Desmoralizó y mucho el tiempo añadido, el cansancio y el golazo de Ramos. Pero Rafa, después de enarbolar la liga, después de ganar al Barça en su casa y, después de ganar prácticamente el partido contra el Real Madrid en Portugal, cinco minutos no pueden significar tanto para el supuesto o futuro campeón de liga, me puedes decir que es muy injusto, lo es, es muy injusto que un campeón de liga pierda la liga en cinco minutos.

Discutir cinco minutos al técnico en medio del campo, cuando tu plantilla está agotada y sabiendo que el técnico no cambiará su reloj, no me parece que sea lo más inteligente desde mi soñador punto de vista.

Entiendo el mosqueo pero si hay que contarlo todo, segundo a segundo, también hay que contar por qué perdieron en cinco minutos más, pudiendo ganar! porque de hecho estaban ganando y el Real Madrid en ese momento lo tenía todo perdido...

En fin, que para mí les faltó aire y ataque en esos cinco minutos, también podían optar por aire y defensa pero les pudo eso de que la miel no está hecha para ellos cuando vieron cinco minutos a favor del Madrid, y un entrenador dudando de si sus jugadores serían capaces de defender esos cinco minutos más su portería o de atacar la contraria.

Has visto los partidos de tenis que duran y duran y duran bajo un sol de justicia?



Besos.



Rafael C. dijo...

No, si ya lo se, pero es que con el fastidio vi algo de consuelo en una quimera.
Saludos

Maite dijo...

No puedo casi leerlo, aun lloro.

Maite dijo...

No puedo casi leerlo, aun lloro.