jueves, 22 de noviembre de 2012

Un libro


La novela gótica es un genero que no había tocado (o al menos no me he dado cuenta) “yo es que esto de las etiquetas no se me da muy bien”.

“Melmoth el errabundo” de Charles Maturin.(1820) Ha sido un agradable descubrimiento.
 Podría tirar de la Wikipedia para dejar mi impresión, pero poco me dice de este novelon. Solo que es un escritor Irlandés y que aparte de este libro no tiene nada mas.

Ambientada en Madrid (curioso para ser Irlandés), con referencias asiduas al Quijote la inquisición y al dominio católico que imperaba en aquel siglo  donde giraba la sociedad mas poderosa, la aristocracia, y a la que le debían sumisión. El poder de la iglesia era tal que nadie escapaba a su brazo.

Melmoth irrumpe en el relato para denunciar la hipocresía de la religión para con sus aborregados seguidores, disfrazado del maligno. Dando las claves que el paraíso que les ofrecen no es tal.
El autor nos expones varios ejemplos e historias algunas bastantes planas…(con 1.000 pgn.¡imagínate!) pero hay una que simplemente leyendo solo esta la novela cobra sentido.

He mirado por Internet algunas paginas que hablan de la novela, y para mi sorpresa ninguna habla del mensaje (que yo he captado) ¿estaré equivocado? Todas hablan de lo bien escrita, del género, comparaciones con otros autores, y tal y tal.
Esto me pasa por no ser experto en lo “gótico”… de cualquier manera eso es parte de la buena literatura. Que cada uno saca su conclusión.


5 comentarios:

Rafael C. dijo...

Joder y tiene 1000, ¡mil! páginas, hay veces que pienso que para qué tantas páginas, ¿tanto tendrá que decir, o qué contar? Por cierto qué es eso de la novela gótica, ¿que está escrita en los tiempos en que se desarrollaba el arte gótico, o que narra sucesos de esa época? ¿Es Los pilares de la tierra, de ken follet, una novela gótica?
Me ha encantado la manera en la que la interpretas sacando conclusiones, que nadie parece haber interpretado más que tú, esto es algo por lo que habrías de felicitarte, por situarte en el mundo del librepensador
No conocía ni al autor, ni la novela, pero claro, es que soy un ignorante.
Me alegro que te haya gustado.
Saludos

Gemma dijo...

Pues creí que no conocía ninguna novela gótica y fíjate que Drácula lo es!
Creo que lo más gótico que he leído es Dr.Jekyll y Mr.Hyde. Y es una novela que yo encasillaba dentro del del género "terror", pero no, es gótica. Habla de hipocresías, del bien y del mal...una historia distinta a la que propones pero con un fondo bastante parecido por lo que veo.

No sé si me animaré a leerla. Acabo de terminar El juego del Ángel, está ambientada en la ciudad condal, no puedo sacarme de la cabeza al protagonista...me ha gustado mucho, es un libro para leer y regalar. Me lo tuve que hacer durar porque no quería que se terminara, vamos que no me hubiese importado que tuviera mil páginas pero igual no me hubiese atrapado tanto...eso ya depende mucho del escritor y su nivel de imaginación.

Un beso.

Dr.Krapp dijo...

Yo no he terminado todavía el Manuscrito hallado en Zaragoza que es algo así como la novela canónica de ese llamado género "gótico" y que argumentalmente tiene ciertas semejanzas con el libro que reseñas aunque es anterior.
Yo creo que la novela gótica es un género de novela romántica que se desarrolla en paisajes exóticos -España era un país exótico para Jan Patocki el autor del manuscrito o para Maturin- y con temáticas inquietantes con cierto aire tenebrista tal como les gustaba a aquellos tipos.

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Rafa…creo que esto del arte gótico, hoy tan en boga no es nada nuevo, Poe el gran Poe fue un gótico.

Gemma…esto mismo me pasa a mi cuando un libro me engancha hasta el tuétano ¡Qué no me gusta que se acabe! Tomo nota de tu recomendación.
Un besazo

Doc…esa puede ser al definición correcta, ya que aquí se habla mucho de romanticismo… es mas, es la madre del cordero

María dijo...

Me ha hecho tanta gracia tu simpático comentario en el blog de mi tocaya, que he tenido el atrevimiento de venir a conocer tu blog, Juan Antonio, con tu permiso, me quedo un ratito por aquí.

Un beso.