jueves, 8 de noviembre de 2012

Todos los gatos...no son pardos


Corrían los 80` Madrid era un hervidero de libertad, (gracias entre otras cosas al profesor Tierno).

 Todo llego tan de golpe que un servidor era incapaz de absorber todo lo bueno que nos estaba pasando. Miraras a donde miraras todo era nuevo, fresco, original. A esto se le dio un nombre (la movida) nunca una etiqueta fue tan acertada…pues todo se movía alrededor del arte con mayúsculas.
Por Madrid pasaron grandes grupos musicales de todo el territorio de esta piel de toro. Sus fiestas eran pura anarquía la diversión y el buen rollo estaban asegurados. “La inocencia” nos decía que había otras lenguas, otros paisanos, otras formas de manifestar su inconformidad. Cualquier domingo que te pasaras por el rastro (cita ineludible) para saber que el mundo no se reducía a una provincia gris de una España  carpetovetónica.
Pelos largos, tupes, pelos pincho, etc. todos íbamos a una, todos teníamos cobertura, para todos había un sitio exclusivo y uno en general (el rastro) aquí se intercambiaban  los cromos, los gustos, y las influencias musicales.

Cantautores  de cualquier región se daban cita en cualquier evento…todos eran referentes para uno, con todos disfrute, todos tenían algo en común “gritar, reivindicar, sus respectivas idiosincrasia”

Y uno de los ejemplos, era una  mezcla de lo más insólita  Gato Perez, Argentino, que un día arribo en Cataluña, bohemio e inquieto (musicalmente hablando) tocando con los grandes vanguardistas catalanes, un día decidió empaparse de las influencias rumberas catalanas y de ahí hizo un cóctel explosivo. Acabando con la psicodélia, para engancharse a la rumba mestiza…¡y vaya si lo consiguió! la puso en todo lo alto quitándole la caspa de la que hasta ese momento adolecía.


9 comentarios:

Rafa. Uno de los dos dijo...

Sera porque alguno es Pérez. La canción escogida es buenísima y, no sé sabrás la procedencia del enlace.

María dijo...

Ahoora lo comprendo, como eres de los enamorados de la movida por eso tu alergia a las palomitas:-) solo pillé los ecos de esa época en música y a toro pasado...en cine, toda la Almodobarmanía... en concreto este “Gato” que pones ¡¡ni idea!! tiene un ritmazo increíble y además tiene un catalán que se entiende perfecto, a veces me cuesta mucho y es curioso porque las rumbas suenan diferente en este idioma... me gusta escucharlo en los dos extremos o versión lírica o así, de juega bananera:-) muchísimas gracias, aunque yo ( no me mates por favor ¿vale? soy más de Melendi y Estopa, sobre todo estos dos hermanos me parecen geniales... además de los que además de gustarte su trabajo se te hacne entrañables, como dos chavales del barrio que si te los encuentras de cañas hasta se te enrollan y todo a hablar:-) a ver... un segundo que te dejo algo para que mires con mejores ojos a las palomitas.. Mmm ya sé... ¡¡ESTA!! por ejemplo...¿comerás palomitas con buenos ojos?;-)



Montón de besos JUAN ANTONIO y graaaacias por darnos alguna alegría esto parece un valle de lágrimas y catastróficas desdichas xD.-(((

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Rafa…se me olvido hacer referencia a tu video…el enlace es de mi querido y estimado Rafa, uno de los dos, jeje

Maria…la movida, fue algo irrepetible, hay documentales (por si te interesa en la 2 hace poco pusieron uno) que nos la cuentan a su manera, pero el vivirla fue algo que como las buenas cosas que le pasan a uno en la vida nunca se olvidan.
Como te voy a regañar por los Estopas…tengo todo su disco, los admiro tantos que hasta mis niñas las tengo enganchadas. Del Melendi, me quedo con sus dos primeros trabajos…

Al mal tiempo, nunca esta de mas, ponerle buena cara.
Muassch, y feliz finde aquí en Madriz es largo hoy es fiestuqui

Rafa. Uno de los dos dijo...

No hombre, si yo lo decía por si se había dado la casualidad de haberlo cogido de youtube sin saber la procedencia, no por la cita, que si te soy sincero no me importa.
De cualquier manera me ha parecido tu crónica entrañable

Dr.Krapp dijo...

Tuve suerte de vivir aquellos tiempos tomándome birritas Por Malsaña día sí y el otro también. No lo idealizo, había mucha tontería y mucho montaje publicitario Por ejemplo el Sr. Tierno Galván era solo un político aprovechado que quería sacar partido de aquello que había nacido en las calles.
Me acuerdo perfectamente de Gato Pérez que murió con tan solo 40 años, es una figura clave en el desarrollo de la rumba catalana aunque lo asocio más a los tiempos de la gauche divine de Barcelona de finales de los 70. Los buenos tiempos de la acracia florida, la locura en las Ramblas, Ocaña y todo lo demás.

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Doc...si al final igual hasta nos conocemos ¡que bueno! yo creía que eras mas de la movida gallega.
El profe igual se aprovecho, no lo pongo en duda...pero era mutuo.
Ya que mencionas a Ocaña, se hizo un peliculón sobre su vida...no se si te refieres al travestí que emigro del sur.
Razón no te falta al hablar de la Barna de los 70'que acabo con la década, ¿no se si Loquillo fue un ejemplo? pero el emigro a la movida porque la Gauche divine feneció

Tío, no hay quien te pille en un renuncio, jejeje
Un abrazo

Temujin dijo...

Prefiero la movida gallega y vasca, la verdad, aunque a mi todo lo que fuese "movida" me cautivaba, excepto Almodovar y Alaska, que les odio... ¿porque? por todo...

Dr.Krapp dijo...

La movida gallega fue otra carallada invento de un alcalde socialista de Vigo que aprovechó la ocasión para sacar partido al tema. Hubo movimiento pero el que la gente conoce y además se desarrolló en toda Galica y no en una únioca ciudad. Fanzines, revistas culturales, movimientos artísticos, manifiestos etc... Manuel Rivas o Lois Pereiro al que le dedique una entrada http://suicidasperezosos.blogspot.com.es/2011/05/furia-necesaria.html
fueron parte de aquel movimiento.
Sí, me refiero aquel artista kitch y provocador del que Ventura Pons hizo un magnífico documental.
http://www.youtube.com/watch?v=mRGYyGFaIEs

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Con las movidas en plural…al igual que con las llamadas tribus urbanas, los políticos las absorben para llevarlas a sus terrenos y diluirlas quedándolas en anécdotas, no les gusta nada la distorsión.
Manuel Rivas, hoy he estado a punto de coger de la biblio, “los libros arden mal”, me perece un tipo consecuente. Y de Lois Pereiro ¿Qué decir? Que el epitafio de su tumba, es un verdadero canto a la vida, y aquí que nos vendieron como poeta maldito a Coppini