viernes, 14 de septiembre de 2012

De buen rollo


La rutina diaria te lleva a observar, casi, sin querer lo que acontece a tu alrededor. Hoy hubiera pasado de largo (como si de una farola se tratara) del vendedor ambulante de frutas que se coloca todo los días en la esquina de mi calle con su furgonetilla y su gracejo para que el paisano pique y compre.
Nunca le compro, no es por nada ni por ser el mas legalista del mundo, sino porque no soy de frutas…¡si ya se! un mal habito, el caso es que no me molesta, me da lo mismo que se busque la vida en mi calle que en otra. Yo, nunca llamare para denunciarle, algo muy habitual, ya que los municipales alguna vez que otra le han pillado, con el consiguiente castigo de multa y requisición de la mercancía.

Hoy, mientras el buen hombre estaba preparando su chiringuito. Ajeno a lo que podría venirle por la espalda…pues, a sus espalda tenia un coche de los pitufos* , -tío que esta la poli , le aviso. ¡donde donde! Y antes de que se pudiera dar la vuelta, una guapa agente con unas gafas de sol y sin bajarse del auto, le llama y le dice, - vete que hemos recibido una llamada y van a venir. Miro el asiento del copiloto ¿pues me extraño? Pensé ¿y el compi que dirá? El compi no dijo nada, iba sola.

Moraleja: o era una buena samaritana o recibía una mordida, me inclino por lo primero, si algo tengo de psicólogo, su cara  me decía que era  de buen rollo.

Cuando volví de darle el paseo a Bruno, (mi perro)  y de paso el mió, el mantero de la fruta seguía con su pequeño negocio viento en popa.

*pitufo, argot, que se utiliza para identificar a la policía municipal madrileña. 

5 comentarios:

María dijo...

jajaja si es que la poli también tiene corazón y si es chica, aun más.

A mi me caen bien los vendedores ambulantes y meencanta la fruta, los mejores melones son esos que te venden desde un camión aparacado en la cuneta en el que su conductor vive, mientras vende la carga que ... a lo mejor tarjo de tu tierra ¿Extremadura verdad?:-)



Más besos... siento las ausencias veraniegas, anduve con los fusibles un poquito churrucados:))



Feliz finde.

Dr. Krapp dijo...

Me gusta tu historia porque humaniza uniformes y sintoniza miradas.

Temujin dijo...

Lo raro es que Hacienda no ponga más policia...para perseguir a estos "peligrosos delincuentes". Yo soy ecologista, las vacas se comen las verduras y hortalizas y yo me como a las vacas, hay que seguir el curso natural de la naturaleza y no saltarte ningún proceso..

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Maria…hay mucha picaresca en esto de la venta ambulante, pero yo a este hombre le llevo viendo ya casi un quinquenio y la verdad es que la gente esta muy familiarizada con el.
¿Cómo sabes que soy extremeño? Siempre digo aquello, que soy extremeño de Madrid, que copio del gran Luis Pastor.
Bicos.

Doc…gracias, por tus palabras.

Temu…eres un cachondo…deja a hacienda que se meta en temas que realmente importa y dejen a estos buscavidas en paz, jejeje, así que eres vegetariano??

María dijo...

Te lo he leído en alguna parte. ¿Sabes que por pura casualidad en la blogosfera te tenido un extraño hermanamiento con Extremadura? de esa tierra he conocido de lo mejorcito y lo peor que me he encontrado por este mundo de los blog... montón de bloguer@s y lo más curioso, solo conozco Extremadura de pasada, por cierto Cáceres una joya... ootra casualidad, ahora mismo tengo a una personita muy querida para mi en tu Madrid ¡terminaremos siendo familia tú y yo, ya lo verás!! jajaja blogosféricamente hablando:-)


Moitos bicos.


Me siguen gustando los vendedores ambulantes:-)