viernes, 25 de mayo de 2012

Crónicas de un pueblo


Esta es una crónica de los años 60`, de un pueblo de Extremadura, plagada de personajes que si no lo has vivido es difícil de imaginar. Años de dificultades, pero con ratitos de asuetos y de olvido.
El poeta es un aficionado que junto a D. José Mª Padin, (viejo bibliotecario), compusieron estos versillos….La letra la he sacado del video, por lo que estará llena de faltas de ortografía.


Coge 20 kilos de masa de cacho. Un montón muy grande de hombres y muchachos
Las chiquinas enperegilas diciendo pamplinas y haciendo tontas.
Un quintal de polvos de esos coloraos, que hacen que las calles parezcan tejaos
Le añaden vinillo del pueblo y un ruido que parezca un trueno
Papeles colillas vinos y olor a indiago, lo revuelve to con un jaramago
Y ya tienes echo el día de Santiago. (Se me han olvidao algunos detalles), el santo bendito recorre las calles. Y el pueblo cantando llamose a su hijo, aunque nunca tuvo idea de clavijo, se muestra impasible y solo consagra toda su atención, al rojo mantón
Con que la “Vinagra” adorno el arcón del blanco alazán, que bajo su pata tiene al moro Juan…….

Los hijos de “Santos” riegan la terraza mientras la madre prepara las tapas
Pajarinos fritos y patas de rana, la cerveza fresca en nieve de la fábrica.
Y las gaseosas de casa de “Juana”, pregonan helao el “Chiti” y la “Cana”
Mientras en la ermita suena la campana, al oír el Tam..tam, va madre “Esperanza” y “Fefa Leal”, rezan distraídas echan un real y miran la gente que viene y que va, una enorme voladora se ha instalado en el Pilar, sus altavoces desgranan coplas de Antonio Molina y Marife de Triana, atrayendo al personal que gozan con esos vuelos de halcón en cautividad, rugen carruseles pitan las cunitas y una mujer gorda que se desgañita, rifando bastones y otra que vocea dudosos turrones, se pasea el “Gorino” por toda la feria mostrando en sus cañas las dulces peinetas, de la Habana vende el rico pirulí gritando con sorna ¡a gorda.. a gorda! ¡a gorda… a gorda el rico pirulí de la Habana a gorda! “Cobertera” amplia su negocios de pipas, esta compitiendo con  “la Colora” ¡la pobre duquesa se ha quedao atrás! Aunque en estas fiestas promete dar guerra aumentando el premio del sobre sorpresa, “Paca” con la nieve, el de los tostaos, Antonio “Faquiro”, el maestro “Romo” y “Pepe el de Julia”, al lado del parque colocan su industria, (es de poca monta), pero tiene enjundia, “Concha” y la “Piñera” hermosas solteras junto a los turrones plantan su pendón, con “Lola” y “Currino” en el mostrador, y el “Cano” que vende los polos afuera en un carro blanco en la carretera…otras se me escapan no menos bizarras, “Julia la pizarra” que en todo destaca corcha y escopeta, monta su tinglao en un cacho sitio que tiene arrendao, entre Buen suceso y la calle el Prao, “Calamonte” tiene llena la taberna porque esta “Pirrada” tocando por fiestas, mientras que la “Estrella” lo espera en la puerta. Un circo se ha puesto donde la “cava” ¡dios mió! que no llueva, que se va a Villalba, un burro amaestrado y dos monos viejos un payaso gordo y tres titiriteros, un recitador y cante flamenco..¿resulta un poco caro pa tan poco elenco?. El cine Avenida esta a reventar, dos funciones llenas son para canta, Venancio y Muñoz, lo sienten así, se miran y dicen es un día felisss ¡¡viva la duquesa de Benameji!! Vicente Morgado contraataca al punto y al patio extremeño trae a Pepe Pinto. Del Pilar al Prado y hasta Santa Rita, el gentío vocea… el gentío se agita, los niños se paran en todos los puestos las madres les dicen ¡niño no toques eso! ¿Quieren muchas cosas? Y no hay presupuesto, el mas agraciado consigue un muñeco, algunos un pito, y muchos ni eso. Al final de la noche siempre hay un detalle para los abuelos, el calabazate de Pedro el “Dulcero”

La noche se acaba y amanece el día, ya quedan zagueras tantas ilusiones, y solo perduran dignos colofones, con la lata llena el de los “Roscones”, y el “Cuin” oscilando de acera en acera mostrando los restos de su borrachera. Ya viene aclarando, la noche se escapa…se va Santiago buscando a Santa Ana.


3 comentarios:

Temujin dijo...

Me ha recordado a Bienvenido Mr Marshall...

Rafa. Uno de los dos dijo...

Genial!!
Es curiosísimo la manera de que con forma de recitación traen una exposición a modo de testimonio de como de monta una fiesta de un pueblo, evidentemente con referencias constantes a los personajes propios de la localidad que se supone que habría que conocerlos en su día; de como de singular manera se establecían las relaciones sociales de un pueblo y por otro lado de que alguien sea capaz de poner la lupa y el ingenio de expresar lo ve, quedando para la posteridad.
Lo que me viene sorprendiendo últimamente de ti es tu pueblerinidad orgullosa, como quien buscando en sí mismo, encuentra su propio ser en las raices, de las que nunca se desprendió, aunque a los ojos de los demás pudiera parecer que no se mostraba.

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Temu...tienes razón era la época, de la leche en polvo y el queso americano..por cierto me encantaba la leche en polvo.

Rafa...si nunca hable tanto de mis raíces como ahora, era porque quizás no lo ibais a entender, pero el sentimiento hacia la patria chica nunca se echa en saco roto....vamos que Sabina no fue el primero, jeje