sábado, 7 de abril de 2012

Menos mal que aún nos queda Portugal


Casos y cosas que a uno le cuentan

Me han contado de buena fuente: (juro que esto es verídico).
Un taxista madrileño, de esos que escuchan la COPE, el buen hombre decidió un día hacerse un seguro privado de salud, a los seis meses aproximadamente de ser un asociado de elite, de esos que muchos añoran y que no se lo pueden permitir.
Pues bien, acude a su sociedad de salud, por unas molestias en la espalda (vamos lo que se dice un lumbago) ellos muy atentos le hacen sus pruebas diagnosticas muy diligentes y rápidas…el diagnostico, es una hernia discal lumbar. El medico le dice que es mejor y recomendable que se opere…el sufrido paciente da el Okay, le hacen su preoperatorio y hasta le dan día y hora para la intervención.
Se las tenia muy felices el sufrido taxista, cuando recibe una llamada de la aseguradora para que se personara en las oficinas-mire que no se le puede operar- ¿Por qué?- porque la lesión que Ud sufre, es una lesión que no se ha podido producir desde que Ud esta  asociado con nosotros, vamos que viene de lejos en el tiempo, así que no se la podemos cubrir…nuestro amable ciudadano se quedo a rayas.
Pero el a tenido suerte, pues aún nos queda seguridad social, donde acudió para que le intervinieran, donde quizás tardo un mes más o menos arriba…y hoy  esta operado y recuperado.
------------------------------------------------
Me han contado de buena fuente: (juro que esto es verídico).
Inmigrante, para mas señas negro, trabajador de una fabrica de cristales, el buen hombre decidió un día cortarse un dedo (ya se sabe que los cristales no saben de color) total que sangraba en abundancia y además el muy cabrito la tenia roja.
El jefe “que buena gente” le dice vete al hospital y que te curen el dedo…¡ah antes de ir al hospital! Quítate la ropa de trabajo, (por lo visto en el mono iba impreso el logotipo de la empresa), y si te preguntan donde te ha sucedido, dices que en casa.
Menos mal que aún existe la seguridad social, le curaron como a un blanco le dieron sus puntos de sutura y a casa. Para cerrar el circulo lo suyo hubiera sido que le dieran unos día de baja…mas que nada para que no se abrieran los puntos. Pero el negro no tenia derecho a baja (si) esta trabajando sin contrato, así que al día siguiente al tajo, pues si no iba…puntos suspensivos

En fin dos casos, que uno creía que era ciencia ficción, como este video que con su fina ironía nos viene a decir… que nunca la ficción esta tan lejana de la realidad.

4 comentarios:

Temujin dijo...

Efectivamente esos son hechos que ocurren a diario, afortunadamente, no llevaba veinte años pagando el seguro medico. Hay gente que los lleva pagando veinte años, le diagnostican un cáncer y al año siguiente le echan del seguro o le condicionan a pagar el tratamiento.
Sinceramente o eres millonario o la sanidad privada es una utopía...

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Joder eso que dices Temu, si que es fuerte, nos tratan como a los coches si la avería es gorda "siniestro total" eso es lo que somos mercancía??

que no nos falte la salud¡¡¡

Temujin dijo...

Eso es una realidad...

Rafa. Uno de los dos dijo...

Cojonudo el vídeo, aunque solo una cosa, allá donde dice el mundo laboral dentro de poco, nada más lejos de la realidad puesto que retrata el mundo laboral en la actualidad, así de crudo.
Lo mismo con los casos verídicos que te han contado, (a mi algunos parecidos), es la pura realidad. lo de "asociados de élite" lo de la "buena gente" esos empresarios incorregibles, ¿cómo serán los malos? en fin..., parecemos abocados a tener que soportar tantas tonterías y penurias.