viernes, 23 de septiembre de 2011

Cuentos de ayer



Hay cosa que se te queda en el subconsciente que sin saber como te asaltan la memoria cuando menos lo esperas.
Imagina un paisaje, ejem. (Asturiano) entrada a Ribadesella, verde de un verde que no se puede explicar, montañas, agua, vida. Como si una maquina del tiempo te transportara a la edad de piedra.
Un coche, buena compañía (el perrete, el tiznao, el cuca y el moreno) y un radiocasete y en el radiocasete con un sonido de lo mas cutre, pero a todo volumen sonando… Ñu, “cuentos de ayer y de hoy”.
Es curioso como hay veces que el paisaje, pasa como una película incluida banda sonora, en este caso de lo más adecuada.

Para Rafa Barrera, compañero de curro que hoy me ha recordado que tengo un subconsciente.
Ñu, Paraísos de flautas

2 comentarios:

Temujin dijo...

Me acuerdo de Ñu, hubo una época en que fueron imprescindibles. Hay paisajes y "paisanajes" que evocan canciones...y canciones que evocan paisajes y "paisanajes"...Un saludo.

Rafa. Uno de los dos dijo...

Bueno, llamémosle subconsciente, aunque también se le puede llamar memoria en este caso, profunda, anterior, grabada con intensidad, rememoranza, en la que se entremezclan muchas visiones, que al quererlas evocar nos resultan placenteras.
Un saludo