sábado, 5 de febrero de 2011

Mi modesto homenaje


Yo que me considero un sevillano por accidente, ya que mi paso por esta “gran” ciudad fue efímero, aunque grandioso, y maravilloso.

Me dejo una huella que nunca podré olvidar, por mas que quiera, y es que Sevilla me robo el corazón y nunca me lo devolvió, como muy bien dice (Lole y Manuel)…nunca entre en la giralda, la catedral la conocí por fuera, etc etc….pero el “callejón del agua”… junto al barrio de la judería …siempre lo tendré en mi memoria, con esos tranquilos paseos por su entorno..(perdón a los talibanes trianeros) porque muy bien podrían reivindicar que Sevilla, se podría haber llamado Triana…..ya que tanto monta monta tanto.

Sevilla es una ciudad que no te deja indiferente, puedes estar de paso, de viajes de negocios, de vacaciones,…de yo que se.,…lo que si se, es que su magia te desmontara cualquier prejuicio ¡no hay corazas ante sus hechizos! ante la majestuosa, cariñosa e impresionante Sevilla, y sus gentes…¡Sevilla for ever!
Juan Antonio

Lole y Manuel, la plazuela y el tardón

5 comentarios:

Desclasado dijo...

Desde luego indiferente no deja Sevilla.

Y yo tampoco estuve nunca en Egipto, jajaja.

Uno de los Dos dijo...

Descla me ha encantado la ultima entrada que has publicado...ya ves cada uno hace lo que puede
saludos

Desclasado dijo...

Gracias, J.A.
En las entradas personales cabe mucho margen para el humor, que apenas cabe cuando se habla de situación política actual.

Uno de los Dos dijo...

Nada hombre...a veces ahí que tomarse la vida con humor, o estamos perdido y si es inteligente (como es el caso) mejor que mejor

Rafa, de uno de los dos dijo...

Cuando llueve en Sevilla, es una maravilla
Sevilla tiene un color especial, Sevilla sigue teniendo su duende...
Sevilla es una torre llena de arqueros finos, Sevilla hiere...
Cuando nieva en Sevilla me gusta verte...
Saluditos