jueves, 9 de junio de 2016

LA AMNISTÍA FISCAL Y ESO

La amnistía Fiscal y esas cosas

Hay veces en las que de manera poco menos que intuitiva caigo en la cuenta de ciertos hechos como es este de la amnistía fiscal.
Voy a realizar a modo de repaso sin elaboración exhaustiva del razonamiento dejando la interpretación a lo que se pudiera extraer de mis palabras.

-Parece ser que las amnistías fiscales sean dolientes, infames o inmundas se han venido realizando por casi todos los anteriores gobiernos del turnismo democrático reciente. (ppsoe)
-Las grandes fortunas lo saben, que tarde o temprano llegará una.
-Las amnistías las justifican diciendo que mejor dentro legales, que fuera a saber donde.
-Eso también lo saben los defraudadores
-El dinero, el capital, como generador de productividad (por cierto cada vez menos) y motor de la economía solicitan el margen de libertad para poder realizar sus chanchullos bajo la bandera de ser ellos, quienes manejan el dinero, los que generan empleos y eso.
-los amnistiadores lo permiten.
-mientras tanto, el dinero va corrompiéndose y necesita la vía de escape (normalmente suiza y otros) en el que apoyarse para poder seguir en la "dolorosa" brecha de generar empleo y riqueza para todos
-Tras un año, dos o cinco, habrá nueva amnistía fiscal, el tiempo necesario para que ese dinero haya rodado, multiplicado y con algo de suerte haberse medianamente legalizado por otra vía, que las hay. Y como todos sabemos, quien tiene tanto dinero no le urge para nada disponer de él, al contrario, les conviene tenerlo oculto o manejándolo en inversiones acá y allá, no así como las personas normales que debemos de pagar las letras, recibos y multas en el plazo.

Escuchando una película, sí escuchando, esta en concreto (minuto 6:30) La historia oficial 1985 de Luis Puenzo, se cita una frase extraída de un diálogo, esta:
"La guerra que ganaste vos con la de tu bando, ¿sabés quién la perdió?: los pibes ,los pibes como los míos, porque ellos van a pagar los dólares que se afanaron y los van a tener que pagar no comiendo, no pudiendo estudiar, porque vos no vas a pagar, claro ¿qué vas a pagar vos? si vos no sos un perdedor"
Lo que quizás no se sabe tanto, que va a ser que sí, es que todos estos desmanes los acabamos pagando y sufriendo el resto de la ciudadanía, la que paga sus impuestos, la que ve reducidos sus derechos, la que acepta contratos y condiciones de trabajo leoninas.
 Y ahora la pregunta del millón. ¿Es posible qué un país funcione sin estos sátrapas? Me atrevo a responder: vamos a intentarlo...
Pues eso, a aplicarse el cuento...
RfCs

No hay comentarios: