viernes, 27 de mayo de 2016

EL ODIOSO VARGAS LLOSA

Anda uno remotamente alejado de ciertos acontecimientos de los me importa un huevo, como pudiera ser la relación entre Isabel Preysler y el premio Nobel peruano-hispano M.Vargas Llosa, incluso ¡digo más! me importa un huevo él y un huevo ella. Lo único es que estando como estoy en este mundo en el que recibo estímulos visuales, auditivos, sensoriales varios, estos tipos aparecen por ahí; ella ya lleva tiempo, pero él lleva más, tanto que me llegué a creer que era buen escritor, incluso algún libro suyo he leído, aunque tengo más por leer ¡y debe serlo! escritor digo, ¡buen escritor!, digo más, si no, no se entendería el haberle galardonado con el premio literario internacionalmente más prestigioso por lo menos a efectos mainstren Cultura de masas o mainstream (anglicismo que literalmente significa corriente principal) solo al alcance de muy pocos, aunque ahora que lo pienso y conociendo las criticas que este premio ha recibido por el hecho de reparar en a quienes no se le ha  concedido, creo que algo de lobby debe de haber en ello, ¡ojala no!
Camino de casa en la radio oigo su voz, la cual reconozco no sé porqué, lo que confirmo en breve a raíz de sus palabras, también de preguntas en espera de sus respuestas. Se trataba de una de esas pretenciosas buenas entrevistas en profundidad, original en cuanto al formato y su notorio montaje posterior en busca tal vez de conseguir con el post montaje un ritmo de programa mas buscado, aunque artificial.
Aparece Iñaki Gabilondo reflexionando sobre el éxito del periodismo amarillo o rosa, supongo que a colación de la relación sentimental del entrevistado, esa reflexión viene a ser a la postre una pregunta indirecta. Yerra Iñaki al pensar que la gente se preocupa de lo que no le importa directamente, como es el interés por la prensa del corazón, olvidándose, según él de lo que realmente le afecta como pudiera ser el "periodismo serio", ¡Ese también le preocupa! ¡Nos preocupa a todos! a pesar de que se desvíe tanto la atención entre tanta patraña y chisme vario que también vomita el serio periodismo.
Lo peor todavía estaba por llegar, como era el conocimiento del personaje en términos de desvelo de su odiosa personalidad. Cuenta sin vergüenza como a sabiendas de conocer su fracaso electoral con absoluta certeza, en una segunda vuelta todavía debía de convencer a sus votantes ¿acaso no es esto una deplorable vileza?
Después del fracaso en la fritura de el único huevo en que se dispuso a cocinar, ¡jamas ha vuelto a cocinar nada más! ni siquiera un mísero café. Lo que me llevó a preguntarme qué clase de marciano es ese hombre o de que reino rodeado de sirvientes ha aparecido en este mundo, algo que me hacía separarme de una posible empatía medio estupefacto.
Pero lo que peor me cayo de entre sus palabras y efectivamente le colocaba entre esa gente adinerada que no está en este mundo como uno más, sino que forma parte de esa élite privilegiada que quiere que este gire a su conveniencia pretendiendo mantenerlos a toda costa, y fue, cuando el análisis de la situación política en España lo resumió diciendo que se había "sudamericanizado" esperando se retomase la situación de la que se había partido. Sin comentarios.
RfCs

No hay comentarios: