miércoles, 20 de marzo de 2013

A ahogar las penas


Hay gente que van los últimos viernes de mes a ver al cristo de Medinaceli, cita ineludible para creyentes que guardan colas kilométricas ( y yo me escandalizo por los chavales que la guardan por ver a Justin Bieber) en fin…

Pero algo bueno tienen los viernes últimos de mes, algunos los que tenemos curro hemos cobrado y además llega la cita de unos cuantos amigos para reencontrarse en la taberna. Algo que empezó casi sin animo y con pocas esperanzas de que fructificase, hoy se están empezando a ver los brotes verdes.
Pues eso mientras queden tabernas aunque sean sin humo desde aquí os animo a brindar…brindar con Luter.  



6 comentarios:

María dijo...

Me alegro mucho que lo paséis tan bien lo viernes jajaja ¿os pintáis la cara como estos de LUTER?He escuchado muy poquito a este LUTER, me ha gustado esta mezcolanza curiosa a lo piratas desembarcados, con esa especie dulzaina, nada habitual en la música actual ( es un instrumento muy de pueblo castellano, sobre todo en la Maragatería, allí es donde la he visto :-)

Muchos besos y disfruta un montón capitán Drake:-)

Dr.Krapp dijo...

Tal como están las cosas vamos derechitos al Medievo. Por tanto no es mala idea llevar llenas las alforjas, afilar las espadas y ensayar viejos himnos de guerra aunque sean de guerra tabernaria.

Gemma dijo...

Brotes verdes? casi lo pillo...jajja

Rafael C. dijo...

nos vemos tonight

Temujin dijo...

Un taberna sin humo, no merece tal nombre... ¿Asi como nos ponemos ciegos?

Juan Antonio H. dijo...

Os quiero a todos...joder todavía me quedan los efluvios de la birra!!.
Gracias por vuestros comentarios.
¡¡ihh ihh salud.