miércoles, 16 de enero de 2013

Y si soñamos...


Ni en sus mejores sueños la derecha liberal podría pensar que alcanzaría tan logradas cotas de realización de sus deseos. Que si privatizar todo lo posible, que si debilitar el mundo del trabajo en beneficio del capital, que si acabar con los sindicatos, que si crear la casta política sin responsabilidad hacia la sociedad pues ella sola se gestiona, se beneficia y se indulta, que si favorecer a la iglesia pues siempre es un instrumento favorable a sus intereses… por lo que, visto lo visto, Aznar nos parece hoy socialista con alguna privatización por aquí y otra por allá,  si no fuera porque sentó las bases de lo que tenemos hoy, pues hizo pensar que sí era posible esa derecha orgullosa de serlo con descaro, amén de colocar a sus seguidores en la lanzadera del poder y dislocar a la razón con sus desmanes,  de aquellos polvos,  estos lodos. Con razón se ve hoy la saña con la que se oponían al anterior gobierno socialista a pesar de verlo también hoy como una rama del tronco del liberalismo convencido o rendido  a su gran desarrollo, este psoe que se retrataba a sí mismo en sus gestiones, se retrata también hoy en lo que se ha debido pensar “que pase este temporal” y nos lo encontramos escondido en un rincón asomándose, poco, por una rendija, sin dejarse ver. Cuanto más se necesita de él, más desaparecido está. La guinda la puso con su apresurada reforma de la constitución a poco de dejar el poder, algo que suponía la traición a las clases bajas a sabiendas que los excesos del déficit  de alguna manera repercutían en ayudas sociales a las mismas y que abandonadas hoy a sus suerte tendrán que sufrir sin queja su irremediable realidad. Pero si algo aprendimos de V. Navarro es que, las clases bajas son aquellas que carecen de alguna influencia en el poder y que además son bastante manipulables, por lo que vista la revelación, parece evidente que no se tienen demasiado en cuenta, antes bien, son de estas clases de donde se toman recursos para rectificar excesos o desvaríos, caiga quien caiga, y aquí no pasa nada. Pero…
Qué pasaría si desde la izquierda de verdad igualmente tratara de conseguir sus sueños por muy lejanos que pareciera, pues si la derecha ha alcanzado los suyos, siendo estos tan extremos, porque no ellos también, con descaro y orgullo. 
RfCs

7 comentarios:

Rafael C. dijo...

Posdata 1º
De momento, hasta que no ganase las elecciones, debe de contentarse con resignación a base de rabietas y demostración de descontentos con lo que hay, y que mucho me temo tendremos para rato

Rafael C. dijo...

Posdata 2º
He leido recienteente unas propuestas de intentos de la ixquierda socialista de reconducir los ideales propios esbozadas por el socialista valenciano Frances Romeu Martí publicada en el País, 11 de enro 2013, que no está de más reconocer como un intento de recolocar ese ideal socialista donde nunca debió salir, pero mucho me temo que declaraciones como estas, aunque valientes y serias, forman parte del hijo díscolo del clan.

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

En una democracia, lo primero y mas importante es el pueblo y esto se lo tendrían que ver los neoliberales, da lo mismo el signo político, porque si al pueblo lo ningunean ya hablamos de otra cosa ¿Cómo dictadura?
Mientras las izquierdas se reinventan, que cada vez parece mas una utopía. Nunca pude soñar ver a un anciano en la farmacia diciendo, que èl se declaraba votante del PP pero que iba a ser insumiso contra el euro por receta y enseñando un panfleto de lo que se denomina periódico enseñaba los 22 kilo de euros que se ha llevado Barcenas y decía que nunca mais…él también es pueblo, por lo que me reafirmo que estos están gobernando para un grupúsculo y sus intereses.

Temujin dijo...

Tengo una entrada hecha y no publicada con un programa del Psoe, de cuando era de izquierdas, no esa cuadrilla de mediopensionistas atontaos que son ahora...

Dr.Krapp dijo...

¿En serio crees que el PSOE es un alternativa susceptible de modificar en algo el sistema?
¿Lo fue alguna vez desde la restauración del régimen parlamentario?
Podríamos preguntarnos, por ejemplo, como un partido que no llegaba a 500 militantes a la muerte de Franco consiguió tantos apoyos externos para convertirse en la principal fuerza de oposición reduciendo la influencia del "peligroso" Partido Comunista en tiempos donde todavía estaba presente la famosa Guerra Fría.
Pero bueno, lo que está claro es que la alternativa al sistema está lejos de Ferraz.

Gemma dijo...

Los actos son los que al final, cuentan el sueño y sobre todo quiénes lo han soñado.

Creo que el insomnio es la principal causa de muerte ideológica. :D

Besos.

María dijo...

Me temo que en este país, lo de soñar en rojo se está haciendo tan imposible que del azul pasaremos directamente al blanco y negro :-)


A mi me da igual, la verdad yo siempre he soñado en tecnicolor:-)


Más besos.