lunes, 17 de diciembre de 2012

¿Dónde han estado estas Canciones?


De dónde han salido estas canciones, dónde han estado guardadas, escondidas algunas durante tanto tiempo para que yo no las haya escuchado nunca siendo tan maravillosas.
Si, ya sé que algunas son viejunas, pero ¿acaso no trasmiten la emoción que se le debiera pedir a una buena canción? Por lo cual, qué más da que sean antiguas o no.
Esto me lleva a pensar que las más de las veces parece que estemos dirigidos por la moda, o a merced delinteres de turno, aquel que tiene capacidad de influencia por ser quien dirige el timón, tiene la sartén tomada, pero es que tratándose de canciones, qué interés pudiera haber… generalmente me muevo por canales en los que puede estar abierto la ruta para llegar a esto, pero, es cierto, hay que reconocer que a pesar de ello, cada vez hay menos y por tanto es más difícil llegar. Recuerdo un programa de Radio tres, bueno, mejor que uno podría decir que todos en los que participaba Carlos Faraco, Tris, tras, tres; chichirichachi; la salamandara y otros tantos, programas  en los que sin ser eminentemente musicales estos, conservaban un fondo musical de intensidad que conjugaba perfectamente con el lirismo y la originalidad del conductor de los mismos. En ellos y en otros que como digo no exclusivamente musicales, se llegaba a canciones divinas, o sería también que el tema del mismo las sublimara para elevarlas llegando a su comprensión por esta otra vía. Añoro hoy a Carlos por ser alguien que convertía la radio en diversión, a sus programas en un torrente de originalidad, ingenuidad, surrealismo o lirismo además de una caja de sorpresas en la que todo era tocado con la varita de la inteligencia y que convertía a sus oyentes en satisfechos privilegiados o en niños sorprendidos. Pero no, no es de Faraco o de otros quienes tuvieran el alcance de trasmitir o hacer llegar canciones  al oyente atento, esta pretensión mía de la entrada blogera, sino de las canciones en sí, o por sí mismas.
Para lo cual he hecho este vídeo en el que incluyo parte, solo parte, de alguna  de estas canciones del que podríamos decir: volumen 1º.
Supongo que el visionado o mejor dicho, la escucha del vídeo que propongo y que he seleccionado y editado, habrá a quien le resultará complicado, por varias causas, pero una vez más doy vía libre (no podía ser de otra manera) para que lo vea, que lo escuche, que lo comente, que lo sufra o lo aguante y hasta que lo disfrute quien quiera.
Buenas noches y buenas suerte. (good night and good luck)
RfRc

6 comentarios:

Gemma dijo...

Creo que sí que algo da y mucho que sean viejunas. Eso las llena de nostalgia aunque no las hayas escuchado jamás antes. Y es que tienen feeling...debe de ser la melodía, o no sé, la memoria musical de otras épocas, a mí me recuerdan a mis padres y a mí de pequeña, claro que esto es algo que me ha inculcado mucho de siempre mi abuelo con sus montajes de vídeo, antes cuando no había nada de todo esto ponía los discos de vinilo con un micro y una grabadora para luego no sé cómo insertarlos a película...y ahí está esa melodía, nuestra melodía, que suena más o menos así, como la que pones y con la que no puedo evitar reír y llorar a la vez...

´Luego le he dado a Cenicientos, y a ese para dejar de fumar :DDDD
no más nada, jajaja

Un besote!

Dr.Krapp dijo...

Me temo que soy un poco mayor de vosotros y aunque me cogieron muy de pequeño tenía personas muy cerca que escuchaban estas músicas de los 60 por eso muchas me suenan familiares y además escuchando los programas de Carlos Faraco, fantástico y emotivo siempre, o Juan de Pablos he vuelto a recordarlas.
Aquellas canciones se escuchaban aunque ahora nos parezcan desconocidas. Por entonces no solo había la apisonadora anglosajona, se escuchaba música francesa, italiana, a unos tipos holandeses como Blue Diamonds o un grupo de Madagascar como Les Surfs. Yo adoro aquella música por eso te felicito por la elección
Ya que citas a Faraco te pongo un tema de su Romántica Banda Local donde él era el cantante.
http://www.youtube.com/watch?v=p2UU3I-RFqw

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Antes de pinchar el video, me he quedado con el titulo “donde están las canciones”…y cuando he pinchado me han venido a la memoria, ahí están las canciones, en algún rincón, esperando que alguien las despiertes. Y tú lo has conseguido, ¡que bien huelen a pesar del tiempo! Doc, no somos tan viejos, jeje
Salu2

Rafael C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael C. dijo...

Para Gemma, ¿crees realmente que trasmiten nostalgia? Es posible que sí, que sea algo que tenemos algo así como asimilado de nuestra memoria íntima o colectiva y este tipo de sonidos, añejos a pesar de no haberlos escuchado nunca, nos trasladen a la nostalgia, pero es que siempre me he negado a la nostalgia aunque sea inevitable caer en ella al algunas ocasiones que también la hacen bonito, pero eso sí, no priorizarlo como un sentimiento recurrente, aunque ¿quién domina el corazón?
Señor Doctor, dígame usted, si mi corazón sirve para amar o si lo tengo que trasplantar. Veo que compartimos cierto gusto musical y radiofónico y, visto de la manera con la que hablas creo que igualmente se debe a haber reparado en ello, quiero decir, cuántas veces la música o la radio forma parte del ambiente, de la rutina sonora para tanta gente, pero no es sino con una escucha atenta con la que se llega a niveles de más entendimiento y que de alguna manera conforman a las personas, la hacen de otra pasta. Me gusta esa otra pasta.
Por cierto, ¿Es Carlos Faraco quien canta en el vídeo?, y algo más, ¿sabes por dónde anda ahora? ¿si hace radio o alguna otra cosa alcanzable?
Mi Juanantonio:
Me gustó que te gustara
Y de tanto regusto al que llegara
Pensé repetir la tal hazaña
A pesar del riesgo que esto entraña
Tener de nuevo idea clara,
para llegar a la canción que nos extraña.

Gemma dijo...

La mente muchas veces ha de dominar el corazón.
Por ejemplo, cuando la nostalgia podría pasar e instalarse como un sentimiento cotidiano que lejos de proporcionarte el "calor" de lo sentido, te produjera tristeza "apagón" hasta el punto de que no te dejara disfrutar de las virtudes del día a día. Nunca me ha pasado esto, que me dure horas o un día entero, por supuesto han habido cosas tristes que me ha costado días superarlas pero hay una vocecita siempre en mi interior que me aleja de la tristeza voraz. Sí que tengo flashes, por ejemplo al escuchar alguna canción que inevitablemente me transporta a esos momentos míticos de la infancia. Supongo que el idioma también ha tenido algo que ver cuando te dije que ciertas canciones me producen nostalgia, pero de veras pienso que sí, que hay algo musical, la melodía, algo, que despierta recuerdos. A tí también te debe de pasar no? todos sabríamos distinguir el sonido de los 70 al de los 80, 90, con un margen de error pero creo que acertaríamos más de lo que nos pensamos. Que te dijera que me hacen llorar y reír a la vez no es que fuera literal, a lágrima viva eh? es añoranza la risa con lágrimas, c'est tout.

Good luck.

Ah! se me olvidaba decirte que me gusta mucho el principio por desconocido total el tema para mí y el final también cuando la voz de Mireille se funde y anuncia el parababarapara :D

Pues nada, sigue creando combinaciones. Bon Nadal!