viernes, 7 de diciembre de 2012

A la TV


“Insulto a la inteligencia”
 Se oyó eso algún día
Lo que pareció demencia
 Es hoy lo que me temía

Pero es que es tanto hoy
 Lo que hay que soportar
Imposible de aguantar
Que es a lo que yo voy,

Todo está lleno de idiotas
Y sin nada de vergüenza
Tocándonos las pelotas

Nos armamos de paciencia
Y la multitud de “notas”
Nos amarga la existencia.



Rafa Rice

6 comentarios:

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Nos armamos de paciencia
Y la multitud de “notas”
Nos amarga la existencia.


“Notas” que de todo saben
Y no saben n’a
(Que les paguemos con los impuestos
Carreras superiores)
Para opinar lo mismo que los políticos
Para eso no hay que ir a la universidad

La tv no es mala, es un instrumento mas
Que según lo uses puede ser un arma letal
Deberían poner prospectos con las contraindicaciones
Pues el abuso gilipollas te puede dejar
Conclusión, tú tienes el poder, y un dedo para curarte de la intoxicación

María dijo...

jajaja Hace no se cuánto que a la TV se le llama la caja tonta, no os hagáis mala sangre, no merece la pena.

Si queréis podemos cambiarle el nombre y llamarle la palestra de los notas, de la manipulación facilona para descerebrados, del babeo constante ante miserias ajenas, del aburrimiento soporífero la mayoría de las veces... yo hace mucho que he racionado su consumo por mi salud mental a la mínima expresión, montón de días, ni la huelo si quiera.

¿Sabes RAFA que hay unos nuevos locales donde te puedes liar a mazazos con todo tipo de cosas para quitar estrés? te lo pasarías en grande, puedes llevarte a JUAN :-)


Muchos besos y buenas noches a los dos.

Dr.Krapp dijo...

Procuro verla lo menos posible para evitar infecciones. Es más un proyector para poner los vídeos que me interesan.

Temujin dijo...

Yo veo las peliculas y seleccionadas, que conste, la Formula I y las motos...me contamino con internet, que también tiene lo suyo...

Rafael C. dijo...

Y tanto que te puedes contaminar con internet y como bien dices, hay por lo menos tener conciencia de que uno se está contaminando.
Ya quisiera yo saber donde se haya el local donde destrozar televisores, pero si me pongo a pensarlo, (porque soy así, de pensar esas cosas) como se organizarán, para ir incorporando en el almacén del local viejas teles que se puedan ir rompiendo, deprendiendo muchos cristales, y circuitos electrónicos, cachos de madera, etc, Aunque ahora que lo pienso se tratará más bien de hacer como una especie de perfomance simbólica, a las cuales hace ya tiempo que no asisto. Ese es uno de los problemas de la sociedad actual, no tiene cabida o muy marginal los actos de radicalidad cultural...

Gemma dijo...

Yo no veo apenas la tele. He de estar enferma con fiebre y harta de leer o de otras cosas que me atraen mucho más para darle al botoncito. Y mira que antes me gustaba...

Un beso, Rafa.

Hice un post de esto hace tiempo y sigo pensando lo mismo que entonces, que si los demás son felices viéndola, pues que la vean...venía a resumir.