domingo, 12 de febrero de 2012

Rabo de Toro

Pos eso una receta-vídeo de un guiso de Rabo de toro (ternera) que salió riquísima, para un montón. Comimos ocho personas en dos tandas; la segunda, después de haberlo congelado, ya guisado, es probable que incluso estuviese más bueno.
La tenía guardada en el limbo de youtube en espera de ocasión de hacerla pública, tanto es así, que esta rodado en Noviembre de 2011, allá por los Santos, aunque no por eso deja de ser inédita.
Bueno, pues una vez más tengo que decir eso de el que lo quiera ver que lo vea, y al que le guste, pues me alegro y al que no, que lo siento.
Ah,.en estos tiempos tan complicados de derivas confusas sigo estando: ¡orgulloso de ser de izquierdas!
Rafael Cuevas

3 comentarios:

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Hasta el rabo todo es toro…como diría algún taurino y por lo que veo exquisito echo con mimo y tiempo ¡joder! porque dos horas en estos tiempos de prisas…vamos que cualquier empresario te diría que esto es motivo de despido procedente. De izquierdas hasta el rabo ¡no! hasta la muerte
Salud y buen provecho

Temujin dijo...

Me encanta el rabo y coincido que esta mejor después de congelado.

Rafa, de uno de los dos dijo...

Me ha resultado curioso oír que tras la liberación del preso común más antiguo de España, ha estado sobre 30 años encarcelado, (sin delitos de sangre), de sus primeros deseos, uno ha sido, el querer en un restaurante comer rabo de toro, (estando todavía el tema de la entrada del blog, candente) lo que nos viene a decir, que lo que para unos hay cosas que forman parte de una normalidad -comer o no, tal o cual plato, no es sino un capricho que fácilmente se puede satisfacer- pero para otros eso mismo forma parte de todo un complejo mundo de aspiraciones y frustraciones. Así que disfrutemos cuanto podamos de los placeres de la vida, sin ansias, simplemente valorando que en la sencillez de un simple plato de comida puede uno encontrar la maravilla de un goce que nos satisface, y las cosas así son importantes en la vida.