jueves, 29 de agosto de 2013

No pido mucho

Si volvemos a (no) al aborto.
La educación para quien la pueda pagar.
La sanidad para lo mismo.
Las pensiones a la mínima expresión.
Los dependientes para la familia.
¿Qué nos queda?
Salvar a la banca.
Salvar el fútbol.
Salvar las autopistas de pago.
Salvar las eléctricas.
Salvar la industria automovilística.
Si para esto va mis impuestos ¡coño! que me consulten
Y a partir de ahí ya veremos lo que mas me cuadra.
Creo que no pido mucho.



5 comentarios:

Temujin dijo...

No te creas, para eso debieramois tener un gobierno de los ciudadanos y ni esta, ni se le espera. Los ciudadanos al servicio de la economía y no al revés...

Temujin dijo...

Un saludo

Rafa C. dijo...

Como siempre nos conformamos con poco

Rafa C. dijo...

Libertad y justicia

Gemma dijo...

Hace unos días ví una peli muy inspiradora y emotiva, brillante... "Moscati" y hay una escena ya casi al final de la peli que no me quito de la cabeza...la casa de un médico con una carrera brillante, que podía haber sido rico, millonario salvando vidas o curando a los enfermos de la burguesía pero él decidió ser el médico de los pobres, hasta el punto de vender todo lo que tenía para comprar medicamentos para la gente pobre, a algunos no les compraba medicamentos porque les prescribía directamente comida...había una pasión en él motivada por una sola convicción: no es la ciencia lo que cambió el mundo, lo que cambia el mundo es la caridad.

Caridad y Amor. Simplemente el mundo con estas dos cosas no debería pararse, nadie nos robaría, y nadie pediría nunca explicaciones de a dónde ha ido mi dinero?

Sigo sugestiva, pero no te apures, se me pasará en cuanto abra los ojos pero de momento se está tan bien así...

Besos paelladegazpachos!

Píllate la peli un día que te apetezca llorar de verdad :D