lunes, 15 de abril de 2013

La suelta


Hay ciertas costumbres que aunque no están escritas en ningún sitio, se dan por sabidas.

 Cuando los hijos llegan a cierta edad, es como si se escaparan de tus manos, el control pasa a ser remoto. Dicen que en estos tiempos los niños/as lo tienen todo en casa y que apenas salen de ella ¡y una mierda! Les pica la curiosidad como no puede ser de otra manera (al menos es mi experiencia)

Así que mi ojito derecho, me dijo el viernes que había quedado con un niño conocido en la plaza España de Madrid y que le diera dinero, más dinero, pues se tenia que desplazar en metro. Me entraron las dudas, mas que nada porque el viaje en el suburbano lo tenia que realizar ella sola, recapacite, si podría con la aventura, y menos mal que tenemos el teléfono-móvil, siempre podríamos estar en contacto (lo bueno de estos tiempos)
Y me acorde de las ciertas costumbres que no están escritas y que un crió/a con 15 años debe de apuntarse en su haber, que no es otra,  que lo que aquí en el foro se llama “la suelta”

Desenlace: la suelta, fue un éxito, aunque nunca lo dude, pues mi hija es la niña mas responsable del mundo, ¡joder que bien suena a toro pasado!


4 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

No sabes lo que te espera, hermano.
Otra canción muy muy clásica de "suelta"
http://www.youtube.com/watch?v=rEMlD8EpfAs

Juan Antonio H. dijo...

Doc... no me asustes jeje.
Serrat, es la banda sonora de todos en algún momento, bien traída.

María dijo...

Ayyyy papi, papi, cómo me gusta ver como se te cae la baba por tu niña Mmm precioso.
Sinceramente si yo viviera en Madrid, viviría aterroriza con niños pequeños, supongo que a todo se acostumbra uno pero.. sí, esas sueltas ahí deben ser como las pruebas rituales de los indios... para ella y para vosotros los padres... creo que hiciste muy bien dejándola ir... aunque yo en tu lugar, quizá la hubiera ido siguiendo a lo lejos escondida por las esquinas para que no me viera:-)

Muy bonita la canción.

Un beso graaande, súper papá:))



PD
A una ovejita con tan buen pastor como tú, jamás la tocará un lobo, saben lo que hay ... eso se huele.

Juan Antonio H. dijo...

Maria... reprimirlos creo que puede ser contraproducente y hacerles ver que confías en ellos les da seguridad.
Luego me llamo al trabajo para que fuera a buscarla. Gracias
Besos.